miércoles, 2 de mayo de 2012

Apologías vol. II


Allá en los campos bañados en plata
la oscuridad veda tu destino,
como un traicionero canto de sirena,
la muerte vestida de negro cobra sentido.

Amargo llanto teñido de rojo,
llenas el podrido cubil de tu humanidad enferma,
mas no buscaste luz que la sombra extirpara
en la mundanidad de tu alma deshecha.

Nauseabunda y nefasta bestia,
llevas el Infierno allá donde pisas.
Réproba existencia,
sufres el dolor de la indiferencia cada uno de tus días.
Pútrido por dentro, sin corazón, muerto.
Sólo conoce el sinsabor de la vida y del amor.

Sumido en el vacío existencial,
no eres nada y nada serás.
Y así, cada uno de sus pasos,
perdidos en la inmensidad,
cual tormento y castigo, de nuevo,
al caos primigenio te guiarán.

Apología al sufrimiento - Arinya



No hay comentarios:

Publicar un comentario